Seguramente habrás oído hablar de los grifos termostáticos pero, ¿sabes exactamente qué son y cómo pueden ayudarte en tu día a día? 

La característica más significativa que encontramos en un grifo termostático es que regulan el caudal y la temperatura deseada del agua. Generalmente, son una única estructura compuesta por dos mandos en la que cada una realiza una función. Uno de ellos es el encargado de regular el caudal del agua, mientras que el otro se encarga de la temperatura. 

Ventajas de los grifos termostáticos: 

  • Son especialmente cómodos al no tener que estar regulando la temperatura del agua como ocurre con un grifo monomando. 
  • Ahorras tanto tiempo como agua al no tener que buscar los grados ideales para la ducha. Simplemente, seleccionas los grados y listo. Con su instalación puedes llegar a ahorrar hasta un 40% de agua. 
  • Gran ahorro energético ya que el agua que sale del grifo es constante
  • El mando de caudal del grifo termostático es de gran precisión
  • Ofrece un límite de temperatura y, para evitar las quemaduras en los más pequeños, suele tenerse que apretar un botón si se desea subir la temperatura del agua en más de 38º.

Para bañeras y duchas

Hoy en día, podemos encontrar en el mercado grifos termostáticos ideales tanto para bañeras como para platos de duchas. Existen un gran cantidad de diseños tanto en acabados modernos, atemporades, rústicos, vanguardistas… Además, también podemos optar por diferentes tipos de instalación.

INSTALACIÓN EN COLUMNA

Termostato ARC (Rovira) ducha exterior brazo recto telescópico: Es una de las opciones más elegidas para las reformas y proyectos nuevos. En algunos casos, podemos optar porque la columna sea telescópica, algo que permite regular la altura en función de las personas que lo vayan a utilizar.  Suelen tener dos salidas, fijo de ducha con un rociador redondo o cuadrado, en función del modelo y un teléfono de ducha con soporte. 

INSTALACIÓN EMPOTRADO

Termostato Empotrado Horizontal 2, 3 Vías con soporte  modelo NIR (Rovira)

 En este tipo de instalación, se logra un diseño y un acabado mucho más minimalista ya que en el exterior únicamente se ven las manetas y el rociador (existe la posibilidad de ampliar más vías, como la del teléfono de ducha o la posibilidad de empotrar jets en la pared).

Es importante tener en cuenta que hace falta la parte empotrada, muchas marcas la incluyen en la referencia del grifo, como es en el caso de Rovira, pero en otras se debe adquirir a parte como ocurre en Hansgrohe (IBOX)  ya que en muchas ocasiones disponemos de un grifo empotrado y solo queremos cambiar la parte exterior.

GRIFO EXTERIOR 

Termostato Ducha NIR (ROVIRA)

Es el estilo de instalación más sencillo. Si la necesidad es sólo cambiar un grifo por otro, no se debe cambiar el azulejo. Simplemente, se trata de cambiar el grifo antigua por uno nuevo. En este caso, solo se debe tener en cuenta si se incluye el flexo el teléfono de ducha y el soporte para la teleducha. Esto dependerá del fabricante.

Comentarios